¿Si es más caro es mejor? El nicho de los precios altos.

waters

El mercado de lujo es nicho. Recién las compañías de agua embotellada se han dado cuenta de que en México hay un mercado virgen que no cubren ni Bonafont, ni Ciel, ni Epura. El agua premium – o sea, agua de origen natural o artesanal con exigentes estándares de sanidad y calidad, son pez chico en un estanque grande. VOSS, por ejemplo es una popular marca de agua artesanal noruega de lujo con una botella muy atractiva y elegante, y su precio es de $50 pesos por botella aproximadamente (contra $8 ó $10 de una marca regular).

FIJI water es otra marca de aguas “trendy” cuyo precio es de $40 pesos por botella, y producto proviene de las islas de Fiji en donde “a cientos de pies por debajo de una antigua selva tropical, yacen acuíferos artesianos de donde es obtenida la agua y durante su proceso de fabricación jamás es tocada por otro ser humano y hasta que quitas la tapa, FIJI Water nunca toca el aire del siglo XXI”. – Presume su sitio web.

pic2
Este tipo de productos venden, no precisamente por el sabor, pero sí por la percepción que existe alrededor de ellos; por el presumir “yo tengo una agua extraída desde los manantiales de noruega, y tú no”. Hace tiempo recuerdo haber leído sobre un experimento relación precio-calidad que se hizo; dos tazas del mismo café, preparado de la misma manera, en misma cantidad que se les dio a probar a varias personas. Una etiqueta con un precio muy caro y otra etiqueta con un precio más barato era la única diferencia (pero era el mismo café) ¿resultado? la mayoría de las personas dijeron que el café con el precio más caro, era más rico. Cada vez son  más las personas que buscan productos superiores al resto y el precio no es barrera, pues están dispuestos a pagar más por ellos.

moleskine
Hace un par de días me encapriché en querer comprar una libreta “Moleskine” (marca muy popular entre publicistas y arquitectos). Se trata de una libreta de bolsillo de lujo con 192 hojas, un empastado de piel muy lindo y un precio de $250 pesos; contra los $10 pesos por un paquete de 6 libretas espiral con 100 hojas y pasta de cartón que normalmente compro. El producto en sí es para lo mismo y dudo que cueste $240 pesos más por tener 92 hojas extra.

Para concluir: un día durante una comida, le preguntaron al presidente de la compañía de relojes Rolex: – ¿Cómo va la industria de los relojes? a lo que él contestó: – No lo sé. – ¿Cómo es eso? (añadió el hombre desconcertado por su respuesta). – Yo no me dedico al mercado de lo relojes (le respondió), yo me dedico al mercado de lujo».

Acerca de Darius Torres 13 Articles
Me gusta la buena publicidad. Copywriter de mi vida y tomo el té a las 5:00 pm

12 Comments

  1. Un pequeño fallo en la redacción según mi punto de vista o lo entendí, si es de esta forma una disculpa de antemano «Cada vez son más las personas que buscan productos superiores al resto y el precio o es barrera, pues están dispuestos a pagar más por ellos.»

  2. muy buena darius oye desde thu punto de vista porque una persona paga un precio muy elevado por agua embotellada cuando el se puede tomar agua de la llave???
    muy buena la publicacion me sirvio para una tarea jejeje 🙂

    • Hola Angel, las personas pagan más por una botella de agua por el simple hecho de ser un producto premium, es como pagar un boleto de avión de primera clase… el avión viajará a donde mismo, en el mismo avión; pero buscas algo mejor que a lo que se les ofrece a los demás. Buscas distinción, querer pertenecer a una clase social alta (en el caso de las personas de clase media que compran artículos premium), por modas (he visto muchas celebridades con su botella de agua Fiji y todo mundo comprándola nomas por eso). Pero en general porque relacionamos un precio alto con una calidad alta. Saludos y gracias por leer y por tu comentario 🙂

  3. Muy padre tu entrega. Se lo enseñaré a mis alumnos. Gracias!
    De hecho la alusión del experimento precio-calidad, me suena muy familiar al experimento que realicé. Si es así, gracias por mencionarlo en tu artículo.

    • Muchas gracias Faviola. He leído de ese mismo experimento sobre café y cervezas, el resultado casi siempre es el mismo 🙂 un abrazo y agradezco tu comentario!

  4. Excelente artículo. Actualmente, al existir un sin fin de productos que cubren una necesidad, los consumidores ya no quieren eso que los demás consumen, por ello buscan algo que los diferencie del resto y poder decir «yo no soy como ellos». La percepción de que el precio define la calidad del producto siempre existirá, en realidad lo que este tipo de productos vende no es el producto como tal, si no la marca y la distinción que te da.
    Un ejemplo: Unos jeans comprados directamente de fabrica cuestan aproximadamente $200.00, en cambio estos MISMOS jeans con la etiqueta Levi’s en un Liverpool te cuestan $1000.00, un claro ejemplo de que lo que consumimos no es el producto es la marca.
    ¡Saludos!

¡ Dinos lo que piensas !