Marketing Político: Propaganda y los Principios de Goebbels

Así como las empresas usan la publicidad para vender productos, muchos líderes políticos la usan para ganar la simpatía de los votantes.

El siglo pasado, hubo una mente brillante, tanto más que maquiavélica, mismo que conmocionó a las masas, al grado en que estás, por la gran influencia que ejercía sobre ellas, se convirtieron en arcilla moldeable para un régimen que iba en contra de los principios de países enteros. Fue este mismo personaje quién, durante uno de los capítulos más sangrientos, dolorosos e infames de la historia mundial, se considera, se convirtió en el pionero de la propaganda moderna, motivo por el cuál, actualmente, es considerado uno de los precursores  del marketing social y la comunicación política. Estoy hablando de Joseph Goebbels.

Para quién no lo sabe, Paul Joseph Goebbels fue  un político alemán, ministro de propaganda de la Alemania nacionalsocialista, figura clave en el régimen Nazi y el Tercer Reich, además de amigo íntimo de Adolf Hitler.

El más reciente biógrafo de Goebbels, Peter Longerich (1), afirma que Goebbels no fue el gran propagandista que se nos ha hecho creer. “El problema es que una de las fuentes principales para estudiar a Goebbels es su propia propaganda, y hemos estado bajo el influjo de ella. Goebbels fue por encima de todo un propagandista de sí mismo, tratando de convencer al mundo de que era un genio de la propaganda capaz de unir a toda Alemania detrás de Hitler. La historia del éxito de su sistema de propaganda es parte esencial de esa misma propaganda. Tenemos que tener presente que las fotografías, metraje y otras fuentes que normalmente usamos como evidencia de su éxito para manipular al pueblo alemán fueron producidos en el ministerio de Propaganda, con un propósito principal: crear ese mito”.

Su gran poder, lo ganó gracias a la combinación de una carismática personalidad y una brillante campaña de imagen y comunicaciones.
Goebbels en una oportunidad afirmó:

‘‘La propaganda nos ha llevado hasta el poder, nos ha permitido desde entonces, conservar el poder, también la propaganda nos concederá la posibilidad de conquistar el mundo’’.

Según el experto en psicología política y de control de masas, el Dr. Leonard W. Doob, Profesor Emérito de Psicología de la Universidad de Yale, en su artículo Principios de la Propaganda de Goebbels (2), estos son los 11 principios BÁSICOS que aplicó para las campañas del Partido Nacionalsocialista y la imposición del Tercer Reich:

1. Principio de simplificación y del enemigo único: Adoptar una única idea, un único símbolo, individualizar al adversario en un único enemigo.

2. Principio del método de contagio: Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo, los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3. Principio de la transposición: Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque.

4. Principio de la exageración y desfiguración: Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5. Principio de la vulgarización: Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

6. Principio de orquestación: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto, sin fisuras ni dudas.

7. Principio de renovación: Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8. Principio de la verosimilitud: Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados “globos sonda” o de informaciones fragmentarias.

9. Principio de la silenciación: Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10. Principio de la transfusión: Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11. Principio de la unanimidad: Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Con los medios completamente controlados, le fue fácil convencer al pueblo alemán de lo que quiso. Y a pesar de la evidente ruina y derrota militar y económica en la guerra, el pueblo siguió creyendo ciegamente que en cualquier momento el reich se levantaría para triunfar de la nada. La idea principal era: Con todos los medios controlados, puedes implantar cualquier idea en la gente.
Incluso que nos están gobernando «perfectamente».

Son estos principios los que resumen la herencia intelectual  de Goebbels, mismos que, hoy en día, son usados por muchas instituciones públicas, por gobiernos tanto de ultra-derecha como los de izquierda, ya que el fin de todos es el mismo: Convencernos de que son nuestra mejor opción, así sepamos de malos manejos, dilapidaciones, corrupción, nexos con el crimen organizado, autoritarismo y dictaduras, etc. Que conste… cualquier parecido con la realidad de nuestro país, es mera coincidencia.

Referencias:

1. Longerich, Peter (2012). Goebbels. Barcelona: RBA. ISBN 9788490062845.

2. Goebbels ‘Principles of Propaganda’. Basados en el libro de Leonard W. Doob publicado en «Public Opinion and Propaganda; A Book of Readings edited for The Society for the Psychological Study of Social Issues.» Accedido el 6 de Octubre de 2012.

 

Acerca de Connie Alcantara 8 Articles
Eclectica, Caracter fuerte, Fiel a mis convicciones, Genuina, Única... Apasionada de los autos, la moda y los deportes, gamer de corazón, geek sin remordimientos, lectora voraz y amante de la buena comida. Mercadologa de profesión, Ingeniera por destino, Todóloga de ser necesario...

6 Comments

  1. excelente, preciso, si me lo permite estaré citando su trabajo para referencia sobre la campana de Trumpologia y las recientes elecciones estadounidenses.
    gracias mil, otro de sus fan….
    ard

¡ Dinos lo que piensas !