Reactions: Facebook juega con mis sentimientos

Si hay algo que no nos gusta admitir es que Facebook es una especie de toilet de todo tipo de sentimientos; se ha vuelto un vicio y un ‘must’ compartir desde lo más importante hasta lo más insignificante en ésta plataforma social. Y no lo neguemos, es un placer culposo reírse de uno mismo y de las cosas que los demás publican; estamos atentos a los comentarios y además nos permite ser politólogos, directores técnicos de futbol, críticos de cine, psicólogos, Dalai Lamas, virtuosos, mesiánicos, guapos, sexys, cariñosos, ecologistas, salvadores del mundo y excelentes partidos.   Si la vida fuera perfecta sería casi como la que proyectas en el Facebook.

Así que en un sitio tan incluyente respecto a emociones y personalidades como Facebook, el hecho de que sólo existiera la opción de dar ‘Likes’ nos quedaba corta tomando en cuenta la intensidad de nuestro Yo ideal que habita en ésta plataforma, porque no todo en ésta vida te va a gustar ya que el mundo es un lugar imperfecto.  Pero tus deseos (casi) se han vuelto realidad, ahora que ya está disponible la función ‘Reactions’ donde no te dan la opción de que no te gusta algo publicado, pero dan la opción de tener sentimientos al respecto que se llaman Amor, Jaja, Tristeza y Enojo, además del famoso y adictivo Me Gusta’.  Por lo tanto tienes ya una gama (no muy amplia) de sentimientos que ese híbrido entre el Yo Real y el Yo Ideal puede utilizar.

Admitir que los millones de usuarios de Facebook tienen otros sentimientos además del Like, fue un proceso que tomó casi un año. Chris Cox, es el ejecutivo que planteó la idea y tuvo la tarea de realizarla con la bendición de Mark Zukerberg.  Según explica se tardaron tanto en aceptar que no todo en la vida puede ser ‘Like’, porque – en palabras del propio Cox – “Sería como cambiarle la fórmula a Coca Cola”; y las reservas que los ejecutivos de esta plataforma social tuvieron al comparar la modificación de su elemento más representativo e icónico con uno de los desastres mercadológicos más famosos de la historia provocó que la decisión fuera tomada cuidadosamente.

Facebook juega con tus sentimientos.

Facebook es un negocio que vive de la publicidad digital, y debe de explotar comercialmente las situaciones en que el mercado demuestre empatía hacia los productos, servicios y marcas que utilizan ésta plataforma para llevar mensajes para persuadir al consumidor.

Entonces ¿qué uso mercadológico tienen los sentimientos que ya puedo manifestar en lugar del ‘Like’?  Los Likes que haces en ésta red social son muy ricos en información. En primer lugar muestran los contenidos hacia los que tienes empatía y por medio de ellos diseñar el contenido que verás en el timeline de noticias.  Además te da sugerencias publicitarias de productos y servicios acordes a tus intereses y le ofrece a los anunciantes un estimado de “cost per click” para sus anuncios.  Así que el objetivo de estos simpáticas cuatro reacciones adicionales a la “manita arriba”  es rastrear el comportamiento del consumidor para utilizar la información que amable y gustosamente les proporcionas y así puedan darte sugerencias de productos que las empresas están deseosas de venderte.

Desde que tengo Facebook no voy al Psicólogo.

Eso suelo decir medio en broma y medio en serio en algunas pláticas al respecto del analfabetismo digital que es la materia prima con la que operan algunas redes sociales (Facebook e Instagram entre ellas), porque no es lo mismo usar las redes sociales, que utilizarlas correctamente.

Así pues éstas plataformas digitales (y el ‘feis’ particularmente) capitalizan esas ansias que tienes por demostrar cuanto amas a tu osito (a) o bien, cómo utilizas tu anonimato para llenarte de valentía y comportarte como en la realidad no lo harías entre otras cosas que solemos hacer. Pero ¿lo que sucede en el Facebook, se queda en el Facebook?…  ¡No!

Las huellas de tus “Likes”

Hace un año, en el periódico “El País” se publicó un estudio realizado por la Universidad de Stanford, donde demuestran que nadie te conoce mejor que ésta red social.  Desarrollaron un software con el que siguiendo el orden, frecuencia y cantidad de likes podían demostrar que te conocen mejor que tus papás, amigos y pareja.  Si has hecho más de 300 likes en Facebook, éste es quien realmente te conoce. Inclusivo me atrevo a decir que te conoce mejor que tú mismo.

¿Te das cuenta de lo poderoso que esta información que generas las 10 veces al día que te conectas a Facebook?  Tu Timeline es el mejor perfil psicológico que existe.  Le enseñas qué te gusta, cuando y dónde.  Le dices cómo te sientes y ahora podrás reaccionar con mayor asertividad porque no es lo mismo un “Me Gusta” a un “Amor”, ni un “Jaja”. Y aunque Mark Zukerberg no nos deja decir “No me gusta” (que desde mi punto de vista como mercadóloga es mejor saber los “no” que los “si” pero es SU red social y donde manda capitán no gobierna marinero) ya tienes mayor oportunidad de manifestar tu diversa gama de sentimientos y darle a Facebook las herramientas necesarias para seguir siendo rentable.

¿O qué? ¿Pensabas que era gratis?

Acerca de Liz Villa 25 Articles
Marketer, docente, speaker, blogger y chef con mal sazón. Melómana, neurótica, cinéfila y ratona de biblioteca. Risueña, insomne y multipolar. En fin: Soy Yo.

Se el primero en comentar

¡ Dinos lo que piensas !