La internet de las cosas como oportunidad del marketing

Como miembro de la Generación X, soy migrante digital y recuerdo cómo era la vida antes del internet.  Los nativos digitales han utilizado las tecn

 

ologías ubicuas casi desde su nacimiento y las usan con gran naturalidad. Sin embargo las cosas que hoy vemos, únicamente eran posibles en los dibujos animados como los Supersonicos (The Jetsons).

La Internet de las cosas se ha vuelto hoy una realidad.  Tu reloj, refrigerador, automóvil, televisión y muchos artículos más están conectados a la Internet y con ello se abren muchas posibilidades de realizar estrategias de mercadeo que beneficien a las empresas, por lo que es importante que consideres que también  es un vehículo de información que a merita estrategias que apoyen a los productos a incrementar las posibilidades de éxito en el mercado.

Marketing y la Internet de las cosas

Al ver películas antiguas se imaginaban el año 2000 como la cumbre del uso de la tecnología.  Según los futurólogos de ese entonces viviríamos en el espacio, los autos volarían, vestiríamos de astronautas y los robots nos resolverían la vida.  Bueno, pues la realidad pasados ya casi 20 años del inicio del milenio no es tan extravagante, pero sí tan fantástica como se lo imaginaban en los años 60:  los refrigeradores hablan, los autos se conducen solos,  no solo James Bond le habla a su teléfono, podemos hacer videoconferencias, controlar las luces de una casa a distancia e inclusive si así lo deseamos tener una película de nuestra vida al morir.

Lo interesante de ésta realidad es que se abre todo un mundo de posibilidades mercadológicas junto con estos avances tecnológicos.  La creación de nuevos productos que utilizan la Internet de las Cosas [IoT] se ha multiplicado en los últimos años y resultan un nivel de diferenciación que marcará la obsolescencia de algunos productos cuya función se verá rebasada por el uso de la internet.  La ‘smartización’ de los productos la realizan empresas líderes en innovación como Samsung o Apple, pero no sólo ellas pueden disfrutar de sus beneficios.

¿Cómo aprovechar la Internet de las cosas si soy emprendedor?

La generación de productos inteligentes hace que las empresas encuentren la oportunidad de vender sus productos o servicios utilizando los beneficios que traen los objetos “smart”.  Lo importante aquí, es que como emprendedores veas la oportunidad y aproveches lo que la tecnología puede hacer por tu negocio.  Por ejemplo el refrigerador inteligente Samsung Hug, utiliza a Alexa [asistente virtual de Amazon] para dar alertas y sugerencias de faltantes en la lista de compras del supermercado, reproducir música, temporizador de cocina, cámara virtual, entre otras muchas monerías, pero la puerta esta allí para que tus productos sean elegidos por Alexa como una alternativa para los clientes. ¿Forzosamente desarrollaste tecnología para beneficiarte del IoT? La respuesta es no, pero si puedes utilizar esos desarrollos tecnológicos para aumentar tus oportunidades de crecimiento a través de un canal de distribución como Amazon.

 

Con la ubicuidad de la información a través de los smartphones, las estrategias de marketing tienen más momentos oportunos para motivar al consumidor.  Y esta oportunidad no sólo se reduce a las grandes empresas, ya que hay soportes que pueden apoyar a los emprendimientos pequeños a lograr sus objetivos de mercadeo gracias a la gelocalización.  Aplicaciones como Waze ofrecen planes publicitarios desde dos pesos diarios para anunciar, sugerir o recordar que tus puntos de venta están cerca de los automovilistas.

Las oportunidades de vincular o aprovechar la Internet de las cosas para beneficiar a tu negocio cada vez serán mas grandes, lo único que falta es que estés dispuesto a explotar ese futuro y con la estrategia de marketing adecuada los negocios, no importando el tamaño tendrán grandes posibilidades de triunfar.

¿Estás dispuesto?

Acerca de Liz Villa 24 Articles
Marketer, docente, speaker, blogger y chef con mal sazón. Melómana, neurótica, cinéfila y ratona de biblioteca. Risueña, insomne y multipolar. En fin: Soy Yo.

Se el primero en comentar

¡ Dinos lo que piensas !