La experiencia y su influencia en la toma de decisiones del cliente

Hoy haremos honor a la influencia que tienen los clientes y consumidores en nuestro mercado, aquellos que tanto deseamos construir y estrechar relaciones para ganar sus corazones y aún más su aceptación y fidelidad.

Hoy en día, los clientes tienen el poder de decidir qué comprar, qué utilizar, qué recomendar, en fin hasta qué, cuándo, cuánto y donde gastar su dinero.

Para ello, es importante adaptar una cultura estrechamente ligada al cliente tanto interno como externo, actuales mientras se fidelizan a nuevos potenciales.

 

 

¿En qué se centran los clientes?

Los clientes no solo se centran en el producto o servicio que se le ofrece -ya no es suficiente- sino en las experiencias que puedan otorgarles. Ellos se enamoran de la marcas que no solo cubren sus necesidades, sino las cuales se identifiquen con su personalidad, forma y estilo de vida. Están dispuestos a pagar un precio superior sin pensarlo y compartirlo con sus amigos y familiares.

A lo largo de la historia, las compañías que lograron tener éxito son aquellas que supieron ofrecer una experiencia de cliente única en las diversas categorías como en la búsqueda online de información, cafeterías, supermercados, ventas online, bebidas, entre otras. Y que no solo aparecieron al mercado para ofrecer sus productos o servicios en valor y forma, más bien revolucionaron, ya que por años se preocuparon  lo que deseaban sus clientes: Una manera diferente de sentir y vivir experiencias inolvidables.

Experiencia del Cliente como ventaja competitiva

La experiencia del cliente es la clave para obtener una ventaja competitiva diferenciadora. Los clientes, no solo buscan productos o servicios que satisfagan sus necesidades, desean que se les cubra y aumente sus expectativas y ser parte de la escena por largo tiempo en un mundo de sensaciones interminables.

Sin duda, vivimos en una era donde de la experiencia del cliente no se debe alejar de nuestras manos, ni mucho menos, no formar parte de las estrategias que impulsan a gestionar una mejor toma de  decisiones. Por ende, como organización y/o marca, es recomendable diferenciarnos para conectarnos con los clientes, ser parte de su día a día, y que sigan interesados, comprometidos y fieles con nuestras marcas. 

Debemos estar preparados por ofrecerles mejores experiencias.

Debemos estar dispuestos a escucharlos, comprender sus inquietudes y necesidades; estar listos para gestionar las experiencias contando con un equipo adecuado y capacitado que las impulsen por medio de una grata sonrisa, un servicio cordial, atentos a los que necesiten, el ambiente y la musicalización acorde al concepto, el storytelling de la marca, entrega de un agradable packaging, entre otros. Todos forman parte de este viaje  antes, durante y después del proceso.

Te invito a leer  El Journey Map en el diseño de experiencias de consumo

Entonces, es más rentable afianzar y mantener a nuestros clientes actuales que perderlos por una incómoda y desagradable experiencia. Invertir de manera estratégica en ellos es una de las mejores decisiones y cuidarlos, un mayor beneficio para el crecimiento de nuestro negocio. Cultivemos una relación de compromiso con ellos y no quedemos en la idea de solo sobreexigir nuestro esfuerzo en buscar a nuevos prospectos. Ellos nos los agradecerá.

 

 

 

 

Acerca de Angélica Pérez Bardales 9 Articles
Loca peruana apasionada por el Marketing que vive la aventura Blogger. Founder de la comunidad para mercadólogos apasionados Yo amo el Marketing. Me encanta la panadería, bailar al son de la música y ver películas de acción y suspenso.

Se el primero en comentar

¡ Dinos lo que piensas !