Hasta que la publicidad nos separe

zapatos vCuantas veces dejamos de usar ese par de tenis viejos o rotos que nos encantaban por todo lo que vivimos con ellos o por que con esos pudiste meter un gol antes de acabar la “cascarita” y que ahora se encuentran hasta el fondo del ropero solo porque ahora todos usan los tenis del “gatito” para estar de moda y sentir una pertenencia en un grupo.

 En estos días donde la publicidad cuenta con un papel muy importante en la vida cotidiana y nos marca las pautas acerca de las elecciones que vamos a tomar  en el día a día como contestar a la pregunta ¿qué ropa comprar, qué compañía de teléfono será la mejor, es que acaso habremos llegado al punto donde la marca importe más que el servicio?

Es en este mundo donde cada vez más se le otorga una mayor importancia al nombre de la marca del  café que tomamos por encima del sabor del mismo y esto nos llega a proporcionar una mayor satisfacción que la de apreciar un buen sabor, es en donde me pregunto hasta donde le estaremos abriendo la puerta a la publicidad en nuestra vida diaria y cual es el beneficio que estaremos obtenemos de esto.

 starbucks-sucks¿Preferimos “vernos” bien a tener lo que realmente necesitamos?

En este entorno tan lleno de marcas, slogans, colores y tipografías ya no somos libres de  tomar decisiones sin sentirnos influenciados por el comercial donde podemos ver a la actriz de moda o el jugador con mejor físico (que de más esta decir poco tiene que ver con el buen desempeño en el deporte) nos dejamos llevar completamente atraídos por las marcas como luciérnagas a la luz.

Incluso esta corriente publicitaria  ha llegado hasta las salas de cine, donde ya no solo queremos adquirir la experiencia de ser espectadores de una película sino que ya deseamos obtener un servicio único y preferencial conocido como servicio VIP.

Esto nos lleva a observar que al contrario de lo que dicta un principio de la arquitectura moderna “la forma sigue a la función” de Louis Sullivan, [1] existe una  publicidad que busca arrojarnos a buscar primero los atributos superficiales y después revisar su funcionalidad y/o calidad, pues que más da si los zapatos aprietan mientras luzcan espectaculares.

Otro ejemplo esta en los tan mencionados condones Louis Vuitton, que importa si funcionan mientras que la marca este presente ¿será que  los consumidores tomaran su tiempo en pensar que se tiene una mejor sensación que con un preservativo de marca convencional?

 

CondonesLouisVuittonHemos dejado que la publicidad sea la vertiente más efectiva a la hora de elegir un producto incluso por encima de los atributos del producto de la competencia, la pregunta es ¿Hasta donde es normal dejarnos llevar por anuncios luminosos?

Debemos investigar más allá de tan solo en el logotipo  de las etiquetas y evitar pensar que solo por tener un determinado nombre “conocido” contaremos con la garantía de una excelente calidad en el producto  y que con tan solo el nombre de una marca reconocida se  complementarán nuestras necesidades como consumidor.

Por último pero no menos importante habrá que recordar la película “Confessions of a Shopaholic”[2] donde se muestra hasta donde puede llegar la locura por adquirir productos de marca, lo cual no es delito (al menos no hasta sufrir ataques de cleptomanía como Winona Ryder o Lindsay Lohan), pero si puede llegar a ser un problema donde no se pueda diferenciar lo necesario por lo indispensable.

Debemos ser más cuidadosos al momento de elegir los productos que nos rodean y no permitir que sean las etiquetas quienes dictaminen nuestras relaciones y el comportamiento, por que no hay mejor marca que la que somos capaces de dejar en la vida de los demás.

Acerca de Sam Nieto 8 Articles
LEM de la Ibero León, con especialidad en campaña publicitaria, campañas políticas y fotografía de retrato. Con experiencia en estrategias de mercado para aumentar ventas y mejorar las relaciones publicas. Coordinadora de Retail FEDEX

5 Comments

  1. Buen punto Sam; si bien la mercadotecnia juega un papel fundamental en la forma en que una marca da a conocer su producto o transmite su mensaje; vaya, ese es su propósito. Pero sí creo que es necesario distinguir hasta qué punto uno permite que una marca o un producto marque la pauta de tu vida o tu estilo de vida. No siempre el mejor marketing garantiza el mejor producto; así que vale la pena aprender a elegir.

    • Así es Mauricio, es necesario poder discernir de lo que realmente nos conviene como producto/servicio a aquello que solo se ve bien en la vitrina. Hagamos que tanto los publicistas así como las compañías se esfuercen en ofrecernos calidad e imagen. Saludos y gracias por tu comentario!

  2. Hola Kevin, en mi opinión estamos creando un circulo en donde a la par somos culpables que algunos artículos no sean excelentes más que solo por sus atributos físicos, es necesario tomarse más de un minuto al elegir que consumiremos, con lo cual estaremos empujando a las empresas a crear mejores productos. Habrá que hacer algo para no formar parte del problema. Saludos y gracias por tu comentario

  3. Buen punto y gracias por la referencia de la película…
    y menciono solo 2 cosas:
    – Si tu producto carece de calidad es posible posicionarlo y lograr un consumo masivo por los clientes siempre y cuando este respaldado por una buena marca.
    Asi sea lo mas corriente se va a vender. eso lo vez de lado de negocio donde no importa lo que vendas ni como lo que quieres es ganar.
    – Tu producto o servicio es una maravilla pero nadie lo conoce, la marca no es potente y carece de medios económicos que se yo para posicionarse.
    en base a eso podemos decir que hay 2 clientes:
    1- Compra solo si es de marca.
    2- Compra asi sea del otro mundo pero busca calidad.

¡ Dinos lo que piensas !