Guerra de precios: 5 razones para desertar de la pelea.

Todos alguna vez en la vida hemos escuchado acerca de la guerra de precios y los efectos colaterales que éstos desencadenan en la lucha por vender más, ser el preferido por el consumidor o simplemente hacer un flanco hacia la competencia y generar un desequilibro ante ésta pero ¿realmente vale la pena entrar a la guerra de precios?

 

A continuación te brindaré 5 razones para abortar esa mala idea, ya que tu marca y/o empresa se puede ver realmente perjudicada.

  1. Sus utilidades bajan: Así tal cual lo lees, si crees que por vender a un precio, tus ventas van a aumentar y éstas te ayudaran a superar tu punto de equilibrio, déjame decirte que estás equivocado, tus utilidades van a bajar. Y esto te puede perjudicar en las finanzas de la marca y/o empresa.
  2. Define una política de precios: Ten en cuenta muy bien tus utilidades deseadas, costos y el precio de la competencia. Jamás debes olvidar que el precio es una de las 4P’s que muchas de las ocasiones define para poder comprar un producto y/o servicio, te invito a que éste punto lo tomes a tu favor y tu negocio se vuelva rentable.
  3. Afecta tu imagen: ¡WTF! ¿Porqué afecta mi imagen? Para parecer, primero hay que ser, si estuvimos dando un precio y de repente lo damos más bajo que la competencia, causa un desequilibrio total, te ayudará a generar ventas, sí, por un poco tiempo, o mientras terminas la mercancía que tienes en stock, la guerra de precios tiene un efecto colateral muy grande en este punto del Branding, considera muy bien, cómo quieres que te sigan viendo, sino tu marca estará destinada al fracaso.
  4. Manténte leal a tus valores corporativos: Seguir al pie del cañón nuestra misión y visión nos ayudará a no caer en guerra de precios, ¿Porqué? Simplemente tenemos el timón de quiénes somos y hacia dónde vamos, muchas de las ocasiones no hacer nada es mejor, que ir de frente hacia la competencia.
  5. Complementa, no busques hacer pelea: Sun Tzu decía lo siguiente: “El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar”. Así de sencillo, no busquemos hacer lo mismo que la competencia, sino ser relevantes y que ante una guerra de precios podemos sacar una ventaja competitiva y tener mejor utilidades, compitamos con un buen servicio al cliente, generando experiencias positivas, haciendo que amen nuestra marca.

Deja que la competencia se coma entre sí, tú ve desde la barrera, plantea una estrategia efectiva para tu marca y/o empresa, aprovecha al máximo los recursos con los que cuentas recuerda:

¡El que por precio llega, por precio se va!

 

Nos leemos en la próxima.

¡Comparte el conocimiento!

 

Se el primero en comentar

¡ Dinos lo que piensas !