Branding: ¿Qué gira en torno al éxito de una marca?

Mega-Value-Of-BrandingTodo lo que conocemos en la vida tiende a evolucionar, ya sea por adaptarse en el entorno en el cual habita o simplemente por sobrevivir. Como alguna vez dijo Darwin, es la supervivencia del más apto. Dentro del mundo de las marcas y las estrategias de posicionamiento, es una ley que perdura y se hace respetar. La evolución de una marca es algo que en marketing se liga directamente a eso que conocemos como ‘branding’, y es un modo de destacar un producto a través de lo que este representa para el mercado al cual va dirigido.

Podemos mencionar que el branding es el proceso de creación de una marca, tiene todo que ver con la identidad de la misma y busca establecer una conexión emocional con el cliente. El branding destaca valores, conceptos y sentimientos, mismos que van enfocados a los deseos más profundos del mercado cautivo o potencial. Gracias a esto, muchas marcas se han convertido en iconos sociales de su target, tal es el caso de Nike, Coca Cola o Apple, empresas que no solo buscan ofrecer productos, sino una emoción, un estilo de vida y una actitud de vida.

gravatar

Alguna vez llegue a leer un libro sobre branding (aunque ya es algo viejo, no aplica mucho en estos días) que mencionaba una frase que dejo marcada mi idea sobre todo lo que este concepto engloba. “¡Marcas sí, productos no!” menciona el autor de dicha obra, pues este sostenía un punto de vista que hasta la fecha sigue latente. El éxito de una empresa (o producto) muchas veces no se debe a la necesidad del mercado, a las características de lo que ofrece o a lo innovador del mismo, sino a las percepciones que este pueda hacer llegar a su cliente, a los valores que transmita y a la experiencia que genere. Como consumidores estamos expuestos a una muy amplia gama de productos similares, y es natural que escojamos aquel que pueda brindarnos un valor agregado. El escoger un producto la mayor parte de las veces se dará en base a lo que captemos emocionalmente del mismo, y a la proyección que podamos hacer de nosotros mismos tras adquirirlo.

Si al crear una marca logramos estimular los deseos de nuestro mercado cautivo a través de lo que plasmemos en la misma, es evidente que lograremos el posicionamiento de esta, y por ende lograremos acercarnos al éxito de la misma. El lograr fusionar el concepto de branding con la mercadotecnia emocional y de experiencias es un reto muy grande, pero es algo que nos permitirá disfrutar el sabor del néctar de nuestro propio triunfo.

Acerca de Arturo Diaz 7 Articles
Mercadólogo de pasión y profesión, Copywriter de corazón. Soy amante del vino y fan de la buena publicidad. Planner Estratégico e Investigador. ¡Sigueme en Twitter!

1 Comment

¡ Dinos lo que piensas !