El arte de la mercadotecnia bélica

coca-cola-vs-pepsi-01“Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar a donde vayas”” El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.”. Estás son sólo un par de frases que me he encontrado en el libro El arte de la guerra de Sun Tzu. ¿Lo conocen? Apuesto a que sí. Conforme más avanzaba en el libro, más lo relacionaba con la mercadotecnia, pues veámoslo de esta manera, tanto en una guerra y la mercadotecnia existe un conflicto de intereses, en el primer caso se trata de conquistar una territorio, en el caso de la mercadotecnia tratamos de conquistar clientes en base a estrategias, espera, en la guerra también utilizan estrategias. ¿Ahora puedes ver la relación?

Sun Tzu es considerado el mayor estratega de la historia, hasta el día de hoy el libro que ha escrito se lee por las nuevas generaciones de militares, con el tal de ser los mejores en base a estrategias.. Y si adaptamos los principios que Sun Tzu tiene sobre la guerra pero enfocados en la mercadotecnia,  podemos apreciar que existen varios puntos a considerar, uno de ellos es sobre la importancia de conocer al enemigo y a uno mismo con tal intensidad que seas capaz de identificar la fuerza de combate de ambos. De esta forma cuando exista un enfrentamiento las circunstancias deberán estar planteadas a tu favor, evitando luchar en circunstancias que no te favorecen.. Aquí es cuando entra el diseño de alguna campaña de marketing, pues identificas fortalezas y debilidades, enfocas la campaña en cierto territorio (segmentación) con el fin de alcanzar metas y objetivos.

Entendamos una campaña como una estrategia ¿vale? El propósito más grande al iniciar con una campaña sin duda es causar el mayor impacto, causar daño, debilitar al enemigo. Se dice que un buen estratega no es el que gana todas batallas, sino el que logra ganar sin combatir. Apuesto a que te estas preguntando cómo lograr esto.

En una batalla de frente, el más fuerte siempre ganará, eso es lógico, debes aprender que es más fácil defender que atacar, pues para atacar se necesita  ded una superioridad de tres a uno contra la competencia si es que quieres salir victorioso. Ejemplo, ¿Qué oportunidad tiene “Abarrotes don Mario” contra Walmart de salir victorioso? Ninguna. Basarse en una estrategia inteligente es la clave, si quieres atacar frontalmente saldrás corriendo y esperando que el enemigo no te alcance para destruirte, pero ¿esto quiere decir que no hay nada que se pueda hacer? hay mucho por hacer, de eso no hay duda.

A lo largo de la historia han caído gigantes, recordemos el imperio persa y la unión soviética, no cayeron por un imperio más grande que él, sino por muchos pequeños que supieron cuándo y dónde atacar en una situación donde ellos eran superior al gigante. Es posible.

En una de las guerras más recientes, Sadham Hussein a la espera del ataque frontal americano espero con su poderoso ejército el ataque norteamerica, pero sólo por escasas semanas, Bin Laden, sin un solo blindado, logró luchar más de dos años contra los norteamericanos y causo miles bajas en dicho ejercito, siempre basandose en estrategias. Y he ahí donde se encuentra la diferencia entre un tonto y un estratega.

¿Sabes cuál es la debilidad de un gigante? Su propio tamaño, es tan grande que no puede atender todos los sectores que quisiera, si atiende uno descuida otro. Volviendo al ejemplo anterior, el ejército norteamericano no podía enviar todas sus tropas, porque sabía que si lo hacía iba a descuidarse de Corea del norte, Rusia, Alaska, Taiwan, por citar algunos, tanto defendiendo como previniendo. Es así como Bin Laden supo estudiar los puntos débiles del ejército norteamericano, los puntos en el cual no era fuerte, y aprovecho esta ventaja para atacar en el momento y lugar adecuado, en el campo de batalla.

David_vs_Goliath¿Con que campo de batalla ah? el campo de batalla en el caso de la mercadotecnia es la mente del cliente, si logras ganártelo por encima de la competencia, has ganado la batalla. Pero recuerda que no puedes ganar sin un buen armamento, que en este caso será un producto/servicio, un precio justo, lugar y momento adecuado, etc. Ell gigante podrá tener muchos recursos en publicidad, más compromiso, más tiempo y todo lo que quieras, pero tú tienes la ventaja de no tener que competir con ellos, no me malentiendan, me refiero a que no debes ser visible para este gigante, practicar un marketing inteligente donde ganes poco a poco el mercado, siendo astuto y adaptándote al cliente. ¿Recuerdan cómo gano David a Goliat? No fue cuerpo a cuerpo, sino concentro su energía y lo golpeo donde estaba desprotegido Goliat.

Los mandos pueden ser diferentes, algunos podrán ser el Goliat, entonces te tocara defender, a otros les tocara ser David, aquií tendrás que ser inteligente y someter al enemigo sin luchar.

No es una tarea fácil, sin embargo alguien tiene que hacerlo. Esto aplica en la mayoría de las PyMES, repasa, adapta y manos a la obra. Gracias por leerme, hoy y siempre te deseo lo mejor. No olvides seguirme en Twitter Facebook. Hasta la próxima. 😉

Acerca de Ezequiel Dominguez 11 Articles
Estudiante en la Lic. En Mercadotecnia, músico por convicción, amante de la lectura y fan de la buena publicidad.

4 Comments

¡ Dinos lo que piensas !