Cómo destruir tu imagen personal en 5 sencillos pasos

¿Has pensado qué tan privada es tu vida? Seguramente pensarás te pertenece a ti y a nadie más como debería de ser;  pero lamentablemente estamos en una era donde la privacidad es asunto de todos.  Y más si la compartes inocentemente en las redes sociales.

Dentro de esta Era del a Información, nos topamos con un nuevo tipo de analfabetismo: el digital.  Este tipo de analfabetismo va desde no saber utilizar una computadora, hasta utilizarla mal; es en éste rubro donde tal vez sin querer estés haciendo las cosas mal.  La importancia de ésta situación es que cada vez más las agencias de reclutamiento de personal y encargados de recursos humanos investigan en las Redes Sociales la idoneidad de un candidato a algún puesto en las empresas.  Según un estudio publicado en 2014, el 80% de las empresas en países como España y algunos de América Latina, recurren a plataformas como Facebook, Twitter y Linkedin como medio de investigación de reclutamiento.

Ahora resuelve ésta situación hipotética:

Imagina que eres un Head Hunter de recursos humanos, y entras a investigar a un candidato a la red social más utilizada en México (Facebook) ¿Qué pensarías de esa persona tomando en cuenta que el perfil hipotético del que estamos hablando es el tuyo?

Desafortunadamente la mayoría de los usuarios utilizamos de forma incorrecta las redes sociales.  Invertimos aproximadamente seis horas diarias en internet y el 81% del tiempo lo invertimos en la gran variedad de plataformas de RS (AMPCI, 2015) y probablemente estamos haciéndonos más daño que bien.

No me mal interpretes, a mí me encanta navegar e igual pongo cosas nada productivas.  Sin embargo hay que elegir qué postear.  Sobre todo algo muy importante:  tienes que tener conciencia que al momento en que tú compartes algo en internet, deja de pertenecerte y se vuelve de dominio público; y el uso que puedan darle las demás personas a tu información ya no es tu responsabilidad, pero sí puedes pagar las consecuencias.

Cómo destruir tu imagen personal en 5 sencillos pasos

redessocialesEn Marketing digital, se maneja un elemento denominado ORM (Online Reputation Management), que no es otra cosa más que la reputación online de las páginas de internet.  Esto es algo que le preocupa a las empresas que se mueven en el ambiente digital, ya que forma parte de su awareness y sirve para fortalecer su marca.   Entonces si a las empresas les importa el cómo la gente los percibe en los medios virtuales, ¿por qué a ti no?

Te  voy a compartir cuáles son los errores más inocentes que cometes en redes sociales y que pueden ser perjudiciales para tu imagen personal.

  1. Compartes absolutamente todo lo que haces.

Tu vida es muy interesante, sobre todo porque la vives tú.  Sin embargo a nadie le importa qué desayunaste, a qué hora fuiste al baño, si ya fuiste o regresaste.  Cuando publicas constantemente todo lo que haces, demuestras que no tienes control sobre la información que posees y puede denotar una falta de confiabilidad en tu persona.  Además si todo lo que posteas es relativo al ocio, también pasarás por una persona que no tiene muchas ocupaciones.

  1. Publicas constantemente información de tu vida amorosa.

El amor es lindo, y me da mucho gusto que hayas encontrado al amor de tu vida.  Sin embargo el mundo no tiene la culpa de lo mucho que amas.  Al postear constantemente fotografías, imágenes, textos, cartas, similares y conexas relativas a tu “significant other”, le estás demostrando al mundo entero que tu prioridad es el amor.  ¿Contratarías a alguien que se la pasa deshojando margaritas todo el día?

Si es importante tu vida amorosa, pero te sugiero jerarquizar momentos y compartir únicamente lo más importante (un compromiso por ejemplo) y no cada que te dan un beso o un chocolate.  También, si quieres decirle algo a tu ser amado…..¡hazlo! pero no le publiques tus cartas de amor en un perfil de redes sociales.  Eso es algo muy íntimo de la pareja, y además denota inseguridad en ti mismo y en tu propia relación.

  1. Abusas de las palabras altisonantes y escribes con faltas de ortografía.

Se han hecho estudios donde se dice que las personas que decimos groserías o malas palabras somos más confiables.  Sí, es verdad. Y resulta liberador decirlas e inclusive escribirlas; pero eso no significa que bases tu comunicación en éstas pintorescas expresiones del lenguaje.  También cuida tu ortografía, ya que si te ostentas como un flamante profesionista en algo, lo mínimo que se espera de ti es que por lo menos escribas bien.

  1. Troleas o haces Cyberbulling.

Las empresas evitan a las personas conflictivas, si te la pasas quejándote o troleando ya sea a tus amigos o a otras personas serás calificado como un Mobby (persona que ejerce el acoso laboral).  Está bien que te quejes de lo que no te parece, las redes sociales son un medio de expresión, pero eso no significa que publiques veintemil veces al día que te cae mal el presidente o que él es el culpable de todas tus angustias y todos tus quebrantos.  Además demuestras que no tienes respeto a la autoridad y lamentablemente en las empresas hay jerarquías que debes respetar.

  1. Subes imágenes que parecen hechas para la revista Hustler.

En las redes sociales se materializa el “Yo virtual”, esto significa que proyectamos una mezcla de lo que somos y lo que soñamos ser.  Es importante ser sexy, pero no subas fotos con poses sugerentes ni en pose de pavo navideño (mostrando la pechuga). Si luce bien, usa mil filtros, pero proyecta una imagen agradable que muestre que eres confiable y accesible, pero no “demasiado accesible”, porque se puede prestar (como todo en la vida) a malas interpretaciones.

Faltan muchos otros puntos a considerar pero en ésta ocasión no quise ahondar tanto en la marca personal, sino en la imagen (que forma parte de la marca) que es digamos el primer paso para poder construir una estrategia personal aludiendo a los ejemplos más recurrentes. Recuerda que las primeras impresiones son muy importantes y que proyectas ya no sólo a tus amistades sino al mundo entero quién eres gracias al internet.  Las redes sociales son una excelente plataforma para proyectarte profesionalmente.  Utilízalas correctamente y ya después me platicarás los resultados.

Recuerda que las redes sociales son como un buen escote:  deben mostrar lo necesario para atraer pero no demasiado como para desanimar.

Acerca de Liz Villa 25 Articles
Marketer, docente, speaker, blogger y chef con mal sazón. Melómana, neurótica, cinéfila y ratona de biblioteca. Risueña, insomne y multipolar. En fin: Soy Yo.

1 Comment

¡ Dinos lo que piensas !