Anécdotas de marketing: #LoQueCallamosLosMercadólogos

Anécdotas de marketing

Pequeña recopilación de anécdotas de marketing por mercadólogos que harán desahogarte, reír y/o llorar de la empatía.

Tiempo de lectura: 3 min 45 segundos

Música para acompañar: The time will reveal— El Debarge.

Muchas veces hemos pasado por distintas situaciones en las que el único que pensamiento que pasa por nuestra cabeza en ese momento es algo parecido a la expresión “¿es en serio?” (que adaptado a la chaviza sería algo como “¿es neta?” o “Is this nets?”). Sobre todo en el ambiente profesional y en nuestra querida rama de la mercadotecnia; peor aún, en una de las que más me gusta que es el marketing digital.

En fin… este post es para compartir y reflexionar algunas anécdotas de mis conocidos y los conocidos de conocidos.

Si gustas compartir tu historia, totalmente de manera anónima, puedes dejarme un inbox en mi fan page: click aquí. Ahora, que si lo tuyo es el atrevimiento, déjame tu anécdota en los comentarios.

Intentaré actualizar el post con las mejores anécdotas (o si se alarga mucho, hacer una segunda parte).

Ahora, a lo bueno.

Empezaré yo, contando una anécdota de mercadólgos que seguro a muchos les ha pasado.

Me contactaron vía e-mail una calurosa mañana de agosto. Requerían un meeting para ver la posibilidad de que trabajara como freelance un proyecto de la empresa fungiendo como social media manager. Contacté con el interesado y pactamos vernos a la semana. En la llamada hice algunas preguntas para poder presentar una propuesta “al aire” el día de la reunión.

Llegó el día; nos reunimos en un café, que para esa hora no había casi gente. Nos sentamos y empezamos a platicar.
Pasando los 5 minutos, me di cuenta que las cosas no iban a salir tan bien.

—Señor, lo que usted necesita clarificar es cuál es el monto de inversión que quiere inyectar en el proyecto. Con base en eso se puede ajustar una estrategia—dije esperando ser lo más claro.

—Ok, pero es que no tengo idea—contestó con honestidad.

La plática siguió por el mismo rumbo, hasta que…
—Bueno, ya. ¿Cuánto sería lo menos que me cobrarías por llevarme la página de Facebook?—dijo esperanzado el empresario—Quien te recomendó me habló de que no cobras caro, pero creo que lo mal entendí.
—Bueno, mira, por lo que me comentas que buscas, deberías invertir por lo menos unos $ 1, 500 en FB Ads y de mis honorarios serían $ 4, 500 por lo menos.

—Wow… —dijo angustiado—No, pues, evidentemente hubo una equivocación.
—¿Por qué?—respondí con incertidumbre.
—Bueno, me habían dicho que podrías cobrarme $ 500 por todo—dijo realmente desilusionado.

—Uy, no, pues no… —solté una sonrisa preocupante. Pensé en preguntarle si hablaba de dólares.

—¿No sabes quién podría cobrarme eso?

—Si me permite decirlo sin sonar déspota: NADIE. Lo que podría hacer es buscar quién quisiera hacer prácticas profesionales con usted, pero ni con $ 500 le alcanzaría para su campaña en FB ads—dije consternado y con cierta mentira. Meses atrás me había topado con un freelance que cobraba $ 300 pesos por toda la gestión de community management. Qué lío.
—Es que por eso no me fui con una agencia. Pensé que un freelance sería más barato.—dijo el empresario, mientras yo imaginaba qué clase de agencia habría visitado antes de contactarme.

Para no hacer el cuento largo, le di una pequeña asesoría de por qué no debe contratar a cualquiera y los resultados que se obtienen por un trabajo de valor.

Al menos me tomé un rico café y espero que haya contado como buena acción del día.

Hola, soy Fogosa69 y esta es mi anécdota favorita.

Hace algunos años, cuando recién empezaba en el ámbito laboral, abrí mi propia agencia de investigación de mercados. Estuve año y medio cosechando buenos clientes, pero un día llegó uno que me hizo reír mucho.

Estaba sentada en la oficina tomando tranquilamente el café, cuando recibo una llamada:

—Buenas tardes, ¿hablo con Fogosa69?

—Efectivamente—dije mientras me limpiaba los labios el capuchino.

—Quería ver si podíamos agendar una cita hoy mismo. Me urge un proyecto para la próxima semana.

—Con mucho gusto, señor.

Fui a la oficina a la hora acordada y la respuesta del interesado fue “¿Hija, dónde está tu papá?”. Al parecer pensó que estaba jugando y me terminó “corriendo” del lugar.

A los 2 meses me volvió a llamar “con la cola entre las patas” argumentando que yo en realidad era su mejor opción. Qué vueltas de la vida.

 Anécdotas de marketing

Hola, soy MachoCastigador y esta es mi pequeña anécdota.

 Tengo alrededor de 2 años en el D.F. Siento que es donde hay mejores oportunidades para el área creativa en México, así como el nivel de sueldos y salarios es mejor.

Durante mi estancia en mi ciudad natal, me esforcé siempre por aprender todas las áreas relacionadas a mi carrera, per al buscar trabajo siempre recibí las mismas respuestas: “te falta experiencia”, “estás muy chavo”…

Hace poco recibí una llamada por parte del área de RRHH de una de las empresas a las que le solicité hace años un puesto; me querían contratar. Casualmente estaba buscando una oportunidad de trabajo y no se me hizo mala idea el estar cerca de mi familia y amigos.

La propuesta era para desarrollo de proyectos de marketing con el título de “jefe de área” (ni siquiera de gerente) y el trabajo incluía hacer estudios de mercado, desarrollo de plan de marketing, de medios, etc. El gran HEFC fue que me ofrecían $ 5, 000 mensuales los primeros tres meses y aumento en base a resultados, automóvil propio (era necesario para scouting) y seguro médico; prácticamente era un departamento de una persona: yo. Así que dije “no, gracias”.

Hola, soy CandyKiller y esta es mi anécdota constante.

Con frecuencia vienen prospectos con ideas diferentes y llenas de esperanza. Un caso reciente fue el de un cliente con una idea “extraordinaria”, “llena de potencial de negocios” (sus palabras), y me hizo el pitch del proyecto con miras a desarrollarlo en conjunto.

El detalle es que era un proyecto complejo, desarrollo de web app, mobile app y toda la imagen del producto.

El meollo es que el prospecto quiere que mi empresa desarrolle toda la estrategia incluyendo diseño y programación sin cobrar un solo centavo. Eso viene con la comercialización, ya que esté en marcha y podamos encontrar inversionistas. El detalle es este: ¿Y todo el trabajo invertido? Y la idea es una simple noción de algo que se puede hacer, no es un plan de negocios, es una servilleta con una frase escrita.

Una bolsa de trabajo no es nuevo, una bolsa de trabajo para empresas y empleados tampoco, una bolsa de trabajo gratis, tampoco. Entonces, ¿qué estamos vendiendo? Una idea, un concepto que el prospecto espere que compren los anunciantes, no importa qué necesidad satisface nuestro producto, es la actitud de “constrúyelo y vendrán” lo que me hace sentir que no aprecian el trabajo que cuesta poner en marcha una plataforma digital.

Yo soy de tomar riesgos, pero este tipo de proyectos llegan a mí con tanta frecuencia, que me doy cuenta que mucha gente piensa que el Networking es básicamente un súper mercado donde vas y compras lo que necesitas, pero aunque llenes el carrito nunca tienes dinero al llegar a la caja.

Hola, soy PoncheDeFrutas y esta es mi micro anécdota.

3 pm y teníamos que entregar para el siguiente día el proyecto.

Vibra mi celular y recibo un whatsapp.

—Hola, disculpa. ¿Aún no te envían las imágenes para la campaña de publicidad?

—No, aún no.

—Ok, te las envío por aquí.

 Hola, soy EsquiteConChile y esta es mi anécdota más vergonzosa.

Hace 10 años yo trabajaba en una empresa (mi primera experiencia recién egresado de la universidad) y estaba muy feliz, puesto que ganaba muy bien y al año pedí un aumento de sueldo que me otorgaron sin ningún “pero”.

El caso es que organizaron un día de esos una mega fiesta por los resultados obtenidos en la última campaña. Asistí como era de esperarse, pero no sabía lo que iba a pasar. Quizás ni hubiera ido.

—Oye, EsquiteConChile, tiene rato que nos venimos preguntando varios cómo te sientes en este lugar. ¿Estás feliz con el salario? ¿Crees aguantar 4 años con lo mismo como nosotros?

—Pues… sí. Estoy feliz. Ganar $ 15, 000 para mi primer trabajo no está mal—contesté.

Hubo un silencio incómodo. Lo único que se escuchaba era la música y las voces de los demás asistentes que no estaban en el círculo que yo. La plática cambió de tema inesperadamente.

Me enteré que los que me habían preguntado, a pesar de sus años en la empresa, seguían ganando $ 6, 500 y en el mismo puesto que yo. Me odiaron toda mi estancia en la empresa.

Anécdotas de marketing

Hola, soy EstrellaDeMar y esta es mi micro anécdota de marketing más feliz.

Transcurría el último año de universidad y yo buscaba hacer mis prácticas profesionales. Ninguna empresa me quería y no por mala, sino que al parecer pedían alguien de un perfil más discreto. Terminé aceptando trabajar en un lugar donde no quería, no me daban “ni para el camión” y me absorbía la mayor parte de mi día.

La parte feliz fue que ahí dentro conocí a una persona que a los dos años me contrató en otra empresa. Llevo 4 años feliz en esa empresa y pronto emprenderé la mía.

Hola, soy SuspiroDeNoche y esta es mi anécdota más reciente.

Hace un año que salí de la universidad y decidí arriesgarme e irme a una ciudad que no coincida del todo donde no conocía a nadie y que la única oferta de trabajo era como “asesor comercial” que en sí era vendedor de seguros; me fui y comencé a trabajar ahí, me di cuenta que me moriría de hambre si seguía ahí, ya que no conocía a nadie y obvió no le iba a vender a nadie, decidí dar las gracias y buscar otro trabajo, lo encontré rápido, un call center fue mi segundo empleo en esa ciudad donde no nos permitían siquiera voltear al compañero, pero al menos ganaba dinero me decía, evidentemente no quería trabajar ahí así que comencé a mandar CVs como loca hasta que encontré un puesto como “mercadóloga” que me permitía aplicar lo que sé y me gusta. Me llamaron para la entrevista y después de millones de filtros me dijeron que tenía que hacer una estrategia de publicidad que vendiera sus productos sin venderlo en sí, o sea que no fuera un “compra ya” (además por el tipo de producto no aplicaba) entonces lo hice y lo mande, a los dos días me llamaron para una entrevista con el “ingeniero encargado del proyecto” la tuve, le gustó y me contrato. Me sentí tan feliz cuando me dijo que eso que había propuesto se realizaría, que se desarrollaría en los talleres de esa empresa. Dejó de ser una “activación BTL” y pasó a ser un producto de línea. Sin duda me levantó mucho las ganas de seguir creando y no dejar de hacer lo que me gusta.

Hola, soy LolaLaTrailera y esta es mi WTF anécdota.

Una que anécdota que me dejó un WTF mayúsculo: Un amigo me contactó con un conocido suyo, un tal Lic. X nos quedamos de ver en un café, e iba yo con un amigo que encontré y le pedí que me acompañara.

Así que el Lic. X llegó con la idea de hacer un magno evento cultural, llevarlo a la ciudad que tanta falta le hace la cultura, y su idea era llevar a Jaime Maussan; ¬¬ o sea… ok, continuamos escuchándolo. Él tenía la idea de tener un gran ponente como él y ser popular con sus amigos, quería saber costo, le dije cuánto quiere invertir (es pregunta lógica) renuente contestó que cuánto le iba a costar, pues no supe y a grandes rasgos le comenté algunos aspectos que lleva una estrategia. En fin… él sólo quería quedar bien con un partido, la venta de boletos era lo de menos ya que media ciudad y Estado lo conocen y sólo hacer el evento. Le comenté si quiere un ponente por qué no Elena Poniatowska o Aristegui o no sé, y él con cara de fuchi dijo que no porque eran de izquierda, jajaja.

Total que después de unas tazas de café, escuchar que el señor quiere escribir un libro, cuando a kilómetros se le nota la ignorancia a ciertos temas, me dio tristeza de cómo el dinero del pueblo hace que estas personas con poquito “poder” quieran hacer uso de sus caprichitos. En fin… no volví a saber de él y espero que no haya hecho el evento, o de eso no me he enterado. 

Hola, soy Alejandro Fernández y esta es mi anécdota.

Trabajo en una franquicia de coaching, en la ciudad de Puebla. Hicimos un seminario para presentar los servicios y prospectar clientes, en general el evento bastante exitoso, hubo un caso en particular que se acercó a mi y me preguntó que cuanto costaba un coaching de negocios, le dije que fuera a una sesión de cortesía, le presenté a uno de los mejores coaches de Iberoamérica y agendamos una cita… asistió y quedó perplejo al conocer los precios, se asustó tanto que no le importó que le garantizaramos los resultados planteados a 17 semanas… Se fue a su casa casi ofendido. Pasaron las 17 semanas y le mandé un correo electrónico (seguimiento sistematizado) para preguntarle como le había ido en ese periodo, donde nosotros le asegurabamos que ya tendría los resultados o el coaching no le costaría un centavo.

El prospecto me contó una anécdota; contrato a una agencia local de marketing, hicieron campañas en redes sociales, sección amarilla, periodico, telemarketing, mailing masivo… se gastó la mitad de lo que le cobrabamos y no obtuvo ningún resultado positivo, ya que estaba invirtiendo sin guía, ni objetivos. Contrató enseguida el servicio con nosotros; lleva dos meses en el programa y está más contento que nunca, en algún testimonial que tenemos de él, comenta que tan solo aplicando estratégias de generación de prospectos que le recomendamos, en el primer mes obtuvo mayores utilidades finales que las 17 semanas con la agencia patito.

Lo que vino a mi mente fue, “si crees que la educación es cara, prueba la ignorancia”. 

¿Qué anécdota fue tu favorita? No olvides seguir y aportar a el hashtag #LoQueCallamosLosMercadólogos

¿Qué reflexión podemos retomar de cada una?

Nos seguimos en las redes sociales @KevinTiburcio

about.me Klout pinterest

Find me on Facebook
Follow teststamp on Twitter

 

Acerca de Kevin Tiburcio 28 Articles
Estudiante de Strategic Marketing, emprendedor y creativo amante del social media.

2 Comments

  1. Todos tenemos anécdotas que marcan nuestras vidas laborales, de repente leer algunas y darse cuenta que por ahí pasaste, estas pasando o pasarás en lo padre de esto. Hablar con colegas y compartir ese tipo de cosas es genial. Sin duda muy buen artículo.

¡ Dinos lo que piensas !