20 consejos de cómo el marketing te ayuda en tu relación de pareja.

El marketing en una relación

¿El marketing te ayuda en tu relación de pareja? Te comparto 20 consejos para una relación sentimental exitosa.

Tiempo de lectura: 4 minutos 33 seg.

Música para acompañar: What is love—Haddaway

A lo largo de mi corta trayectoria en el mundo del marketing, me he topado con colegas que sufren por aquello que llamamos amor. Cada que se me presentan éstas situaciones, siempre me llego a preguntar “¿pero cómo es posible?”. Seguramente no se han percatado que sus conocimientos en marketing los pueden aplicar en encontrar o mejorar su relación de pareja.

Así que ahí te van mis 20 consejos mercadológicos para que llegues a tener éxito en tu vida amorosa:

Aplica una matriz FODA:

            Bueno, esta es fácil. Como ya sabemos, primero lo primero; hay que analizar nuestras fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

          ¿Que si soy bueno cantando? Tu esposa está molesta y el mejor grupo de mariachis ha llegado a la ciudad, por lo que existe la oportunidad de llevárselos  y cantarle al corazón; hazlo rápido, porque la amenaza de las reforma hacendaria puede impactar en tu bolsillo y recordarle que eres malísimo para no orinar la taza del baño.

 

Investigación de mercados:

            Hay que conocer a tu cliente… A FONDO; o puedes “lanzarte” a la conquista con acciones que tendrán poco impacto en él. 

     Se me ha ocurrido la maravillosa idea de sorpresivamente llevar a mi novio al Estadio Azteca a ver a la Selección Nacional Mexicana, porque obviamente a todos los hombres les gusta el football. Estando ahí, te das cuenta que él está distraído en su celular. A esa misma hora estaba jugando su equipo favorito de la NBA; él prefiere el basketball.

Define tus objetivos:

            Incrementar las ventas, obtener una mayor participación del mercado, mejorar el posicionamiento, etc. Todos los ejemplos anteriores son posibles objetivos de marketing, no muy distintos a los de una pareja.

      ¿Tu objetivo es incrementar su deseo sexual? ¿Entonces qué haces enfocándote en pasar tiempo con sus amistades?

Neuromarketing:

            Ataca a sus sentidos y date a desear.

           Sabes que a tu novia le encanta que uses “One Million by Paco Rabanne” y es viernes y ya toca, pues perfúmate hasta las… pantorrillas.

Marketing digital:

Primordial en la actualidad contar con una estrategia digital, aunque algunos jefes no lo crean necesario.

               Un “whats” en la mañana saludando, un tweet por la tarde compartiéndole un chiste y una foto de su próximo viaje en Instagram por la noche harán a tu pareja sentir que le interesas.

Sé creativo, original e innovador:

Deja de hacer lo mismo que los demás, agrégale tu “toque especial”.

                 Por el amor de Dios, si le cocinas a tu esposo lo mismo de siempre se va a aburrir. Prepárale un platillo de otra manera, adorna la mesa o llévatelo de camping.

Pide matrimonio en plaza

Confianza:

Tu cliente sabe que  tu calidad es inigualable y cualquier problema que tenga, tú estarás ahí para resolverlo.

            Tu novia te ha pedido que no se te olvide recoger su vestido de la tintorería. Si se te llega a olvidar, pide perdón y ve cómo lo solucionas, insensible.

Actualízate:

No podemos pensar que ya lo sabemos todo y nuestras técnicas funcionarán en la situación actual.

                    A tu novio le fascina el kamasutra y llevas varios años practicándolo. ¿Sabías que ya hay nuevas posiciones? ¡Manos a la obra!

Respeto:

            No puedes tratar mal a un cliente y mucho burlarte de su manera de pensar.

            A tu novia le encanta subir fotos de ella en bikini y a ti te molesta mucho. Platíquenlo, respétense íntegramente.

Evita el exceso de confianza:

“Mi cliente siempre estará ahí y no debo esmerarme tanto”.

            Bueno, ¿está de más la explicación, no? Relaciones de años que caen en la monotonía y al rato te cambian por el mejor amigo(a).

Recompénsala:

Tu cliente debe sentir que no hay cómo agradecerle que esté contigo.

            Si tu novio cambió su borrachera con sus amigos por ir contigo a visitar a tus padres, cuando lleguen a la casa, dale doble dotación mínimo.

Pareja feliz en la playa.

Comunicación/Copywriting:

            Las palabras deben transmitir lo que realmente quieres decirle a tus clientes o puedes generar conflictos.

            “Te ves muy gorda con ese vestido ” no es igual a “Amor, creo que ese vestido no te hacer ver  tan hermosa como el otro”.

Personalización:

El cliente debe sentir que no lo tratas igual que a todos los demás.

            A ninguna mujer o a ningún hombre le das lo que a tu pareja. Aquí pueden aparecer los mejores amigos o las ex.

Gamificación:

Una marca que realiza actividades lúdicas suele ser muy atractiva.

            Aquí también sobra mi ejemplo. Concurso de eructos, carrera de “quién es más rápido haciendo reír al otro”, etc. Jueguen, jueguen y jueguen; menos con sus sentimientos.

NO SPAM:

            Al cliente no le gusta que estés encima de él todo el día y mucho menos con cosas que no le interesan en determinados momentos.

            10 llamadas, 300 “whats” y querer estar a todas horas con tu novio, durante todos los días, te prometo que no lo hará más feliz. Dale su espacio y obtén el tuyo.

Networking/relaciones públicas/diseño:

            A estas las agrupé porque si no iba a ser más largo tienen cierta relación directa con la imagen de una marca.

            Relaciónate con sus amistades; será más fácil convencerla o saber ciertas cosas que a ti no te dirá. Vístete bien y mantente en forma. Relaciónate con otras parejas; te pueden aconsejar o volverse amigos.

El cliente siempre tiene la razón:

            Ésta frase no es completamente verdad, pero sabes que si quieres satisfacer todas las necesidades de tu cliente debes escuchar todas sus peticiones.

            Tu esposa lleva 20 minutos diciéndote que es mejor comprar un carro familiar, a pesar de que aún no tengan hijos; déjala tener la razón; eso sí, tienes que ver ese esfuerzo no te afecta lo suficiente.

Pareja peleando

Sé honesto:

Si le llegas a mentir a un cliente, este esparcirá la voz a más no poder y afectará tu branding.

            No quieras venderte como Romeo si ni a Johnny Bravo llegas. Además, si le llegas a mentir constantemente (o a veces una vez basta) a tu novia, la próxima vez que busques pareja, te toparás con que sus amigas, las amigas de sus amigas y todo Facebook sabe lo que hiciste.

Tropicalización:

Hay que adaptarse a las circunstancias y aplicar una estrategia adecuada.

            No vas a tratar igual a tu novio en la calle que en el cuarto. Decirle las mismas palabras cuando está enojado, feliz o triste. Tú debes saber cómo llegarle en cada circunstancia distinta.

Marketing de experiencia:

            Puedes ofrecer el mismo servicio/producto pero la experiencia de marca debe ser única; crear engagement y que defiendan tu marca.

            Puede que un equipo de football entero haya besado a tu novia, pero que nadie la haya besado como tú. Hazla sentir en Disney.

Como pilón:

No fuerces la venta:

Creo que lo más tedioso en la vida es algo forzado. En este caso, tú eres el producto, y si el cliente NO QUIERE COMPRAR, simplemente busca otro  y listo.

Ahora, que si nadie quiere comprarte, hay de dos:

1.- Tu target no está bien definido.

2.- Tu estrategia no es la mejor.

Conclusión: Si eres mercadólogo y no tienes una buena relación de pareja (o incluso no tienes), es porque no quieres o porque no eres lo suficientemente bueno. El marketing te ayuda en tu relación de pareja.

Me gustaría saber tu opinión. Nos seguimos en las redes sociales .

LinkedIn   pinterest   Follow teststamp on Twitter   Find me on Facebook

Acerca de Kevin Tiburcio 28 Articles
Estudiante de Strategic Marketing, emprendedor y creativo amante del social media.

7 Comments

1 Trackback / Pingback

  1. Explicando qué es el Marketing de manera social - El blog de Beto Valdés

¡ Dinos lo que piensas !